Alejandra06

Cómo leer el lenguaje corporal

(En una conversación cara a cara el 65% de la información se da con el cuerpo)

1 La mirada.

El contacto visual frecuente muestra un interés de la persona hacia lo que decimos y una actitud abierta y positiva. La mirada de negocios se focaliza en el triángulo que forman los ojos y el centro de la frente; la mirada social se centra en el triángulo entre los ojos y la boca; y la mirada íntima recorre el triángulo formado por los ojos y el mentón, pero además puede dirigirse a otras partes del cuerpo.

 

  • 2 La sonrisa.

    Es el gesto universal por excelencia. La sonrisa sencilla de baja intensidad transmite debilidad de carácter, falta de confianza y timidez; la sonrisa sencilla de alta intensidad da una sensación de confianza, amabilidad y calor; en la sonrisa superior de baja intensidad se enseñan los dientes superiores y se transmite una mayor carga expresiva de cordialidad y amistad, mientras que en la sonrisa superior de alta intensidad se abre más la boca y puede significar, ante amigos de confianza, alegría o una sorpresa agradable; la sonrisa amplia enseña todos los dientes y es la máxima expresión de la alegría, el placer y la felicidad.

     

  • 3 Las manos.

    El frotarse las manos denota una expectación positiva; las manos con los dedos entrelazados es un gesto con el que se intenta disimular una actitud negativa; cogerse las manos por la espalda indica un alto grado de seguridad. Colocamos la palma hacia arriba cuando queremos persuadir a otra persona de nuestro mismo status para que realice algo que deseamos, mientras que la palma hacia abajo implica una mayor autoridad.

     

  • 4 El apretón de manos.

    Si ofrecemos la mano con la palma hacia abajo significa que queremos hacernos con la dirección del encuentro, si ofrecemos la mano con la palma hacia arriba estaremos cediendo el control de la situación a la otra persona; si el apretón de manos va acompañado de un apretón de brazos o de hombro se intensifica el sentimiento de simpatía y cooperación, pero sólo debe aplicarse con personas de mucha confianza.

     

  • 5 Los brazos, las piernas y los pies.

    Tanto el cruce de brazos como el de piernas demuestran una actitud defensiva y, por tanto, negativa. El cruce de pies puede reflejar cierta timidez.

     

  • 6 La manera de sentarnos.

    Si nos sentamos en el borde de la silla con la espalda recta estamos en una posición de máxima atención pero también puede indicar subordinación y servilismo; si nos sentamos en el borde, con el cuerpo hacia adelante y la cabeza y las manos caídas demostramos malestar e inseguridad; si utilizamos el brazo del asiento para sentarnos pareceremos dominantes, abiertos y seguros de nosotros mismos.

     

  • 7 El movimiento.

    Una persona que camina con las manos apoyadas en las caderas es decidida, eficaz y rápida; el caminante abatido anda con las manos en los bolsillos y con los ojos bajos; aquel que camina con pasos cortos es alquien preocupado por los detalles; los pasos grandes indican energía e inmediatez, pero si van acompañados de unos brazos poco dinámicos demuestran poca disponibilidad para actuar, reserva y pasividad; el caminante preocupado anda lentamente, con la cabeza inclinada y las manos en la espalda.

     

  • 8 La verdad y la mentira.

    Demostraremos sinceridad con los brazos y las manos abiertas o con una mano en el pecho. Gestos que delatan a un mentiroso pueden ser tirar del cuello de la camisa, los dedos en la boca, la mirada de soslayo, colocar los pies o el torso hacia la salida, tocarse la nariz o un ojo.

Lo primero que necesitas para aprender el lenguaje corporal, es reconocer las emociones que esta sintiendo la persona la cual estamos estudiando, tenemos que saber si siente felicidad, miedo, enojo, tristeza, desprecio, asco o sorpresa. ¿Cual es la forma mas sencilla saber esto?, conociendo las expresiones faciales, eso es lo primero que vamos a trabajar, conoceremos las 7 expresiones faciales universales, que son las mismas en cualquier raza, sexo o edad.





La felicidad es un de ánimo que se encuentra en la posesión de algún bien. Es como se evalúa la vida o los aspectos más significativos de la misma. No es fugaz como el placer, ya que es relativamente estable en el tiempo. Aunque el en el tiempo no es la característica principal de las emociones positivas.

La felicidad facilita la empatía, ésta conduce a la manifestación de conductas altruistas, favorece el rendimiento cognitivo, la solución de problemas, la creatividad, etc.

Los desencadenantes de la felicidad son los logros de los objetivos que se pretenden, también se produce en la congruencia entre lo que se desea y lo que se posee.





La tristeza se produce como respuesta a un acontecimiento que es considerado como negativo y se manifiesta como pesadumbre o melancolía.

El displacer causado por la tristeza es efecto de la perdida de un deseo apremiante, que se sabe que no es posible satisfacer. La tristeza no siempre es negativa. La tristeza es más un estado de ánimo que una emoción.





Es una reacción de furia o cólera que es causada por la indignación y el sentirse vulnerados en nuestros derechos, es una respuesta emocional primaria, y que se presenta cuando un organismo se ve bloqueado en la consecución de una meta o en la satisfacción de una necesidad.

Es un sentimiento negativo que genera un impulso a actuar para eliminar o dañar al causante del ese malestar. Junto con el miedo son las dos emociones más intensas, pero la ira es más peligros ya que su propósito es destruir y en situaciones extremas puede llegar a generar reacciones de odio y violencia (verbal y física)






El miedo es una emoción negativa, implica sentimientos desagradables, valoración de la situación como dañina y la puesta en movilización de muchos recursos para su afrontamiento. El miedo se desencadena ante un estímulo presente y cuando este estímulo desaparece lo hace el miedo, en cierto modo, es adaptativo. Aunque hay otro tipo de miedos que no san tan tangibles ni hay estímulos por el medio es el tipo de miedo existencial, las fobias (miedos irracionales y persistentes)






Tambien vista como disgusto, Sentimiento de enojo y desánimo que tiene alguien, que se produce en él a causa de un pleito o desacuerdo con otra persona o por alguna cosa que le resulta desalentadora, molesta o desagradable. O también es causada por algo que causa repulsion a una persona, puede ser un olor o cualquier otro factor.





La sorpresa es una reacción que se manifiesta ante algo imprevisto o extraño. La atención y la memoria de trabajo se centra en el procesamiento de la estimulación responsable de la reacción.

La sorpresa es la más breve de las emociones, aparece y desaparece con la misma rapidez. Suele convertirse rápidamente en otra emoción que sea congruente con el estímulo que la desencadeno. Ocurre ante estímulos novedosos, inesperados.


 
El desprecio es producido por una mezcla de odio y de molestia, la cual demuestra el poco gusto de la persona hacia unas personas o acción.

Ahora es momento de poco a poco ir conociendo lo que transmite nuestro cuerpo, recuerda que estas expresiones muchas veces pueden aparecer por microsegundos y mucho más cuando alguien las intenta ocultar. Es momento de fijarnos en todo el cuerpo cuando platiquemos con alguien, no solo en lo que dice, si no en como lo expresa y que hace su cuerpo al hablar.

 

10 señales no verbales de que le gustas a una mujer

 

 Su buen humor es espontáneo: Ya sea sonriéndo o riéndo abiertamente, una mujer que disfruta de tu compañía se notará feliz y agradada. Una que otra risilla nerviosa, o una sonrisa pícara, es un indicio que ella disfruta de tu presencia (ojo, hasta ahí, mejor ándate sin prisas… recuerda que ellas “huelen” tu desesperación).

- Te toca casualmente: Si de repente te toca el brazo, te acomoda la camisa, o incluso llega a rozarte la pierna con la suya, es un indicio de que quiere acercarse. ¡No lo desaproveches! Sólo trata de diferenciar toques accidentales de aquellos hechos intencionalmente.

- Demasiadas “coincidencias”. Si ella gusta de tí, buscará la manera de que se encuentren de manera “fortuita”. ¡No hablo de acoso, claro está…! Más bien se siente como si te leyeran la mente y adivinaran lo que vas a hacer (el cual es de hecho un superpoder innato en ellas).

- Las miradas intermitentes: Debes aprender a mirarlas indirectamente. No es difícil; lo que necesitas precisar es si tratan de verte cuando no las estás mirando. Si es así, has llamado su atención. Recuerda que ellas pueden analizarte y descartarte en apenas un vistazo. Puedes olvidar los consejos sobre la apertura de las pupilas, son irrelevantes pues dependen no sólo de su emoción, sino también de la iluminación de donde se encuentren. Recuerda que te enseño a descifrar las acciones de una persona, aún sin verla directamente.

- El cabello tiene un significado especial: Creo que ésta es la pista menos comprendida (porque de hecho, es bastante difícil de precisar). Las mujeres siempre están acomodándose el cabello; es una costumbre automática, que obviamente el 99% del tiempo no tiene que ver con coqueteos (aunque no poco sitios de internet nos inviten a pensar así). Pero ese 1% restante tiene una función biológica: sacudir las feromonas de su piel hacia nosotros (recuerden la importancia que tiene el sentido del olfato en la seducción). Por supuesto, no empiecen a olisquear ahí y allá, ¡Se verán bastante raros! Procuren más bien precisar cuando el gesto de acomodarse el cabello es premeditado, en un movimiento más minucioso de lo normal (pero no necesariamente más lento), y mas aún si ella mantiene el contacto visual ¿Menudo lío, verdad?.

- Si está sentada a tu lado, al cruzar las piernas pondrá la más alejada de tí por encima de la otra, para mostrar mejor la pantorrilla. En esta posición, los músculos de la pierna se ven más tersos y provocativos.

- La barbilla, hacia tí: Creo que un enfoque erróneo en la interpretación del lenguaje corporal femenino durante la fase de acercamiento, es que supuestamente tienden a “mostrar el cuello”, cuando les interesa un hombre. Un poco aventurada la afirmación, dado que depende ni más ni menos ¡De la postura en la que está sentada! Una forma más adecuada de identificar esta tendencia es fijarse si su barbilla está ligeramente hacia nosotros (independientemente si vemos su cuello o no). Si es así, buena señal; éste es uno de los “ejes“ de la atención, que nos dice inmediatamente si les interesa lo que estamos diciendo. Recuerda que a las mujeres les gusta hablar de frente.

- Los pies, un poco separados: una investigación indica que cuando una mujer está de pie, el dinamismo con el que mantiene el equilibrio nos dice la emoción que siente. Si ambas piernas están derechas e inexpresivas, su pasión está muy lejos, ¡Quizá en Japón!. Si están ligeramente abiertas o jugando con los tobillos, está nerviosa (¿pero por qué?), no podemos saberlo a menos que sigamos indagando. Pero con certeza no está distante.

- Recuerda detalles de conversaciones anteriores (que a veces ni tú mismo recuerdas): ¿Pensabas que sólo se trataba de mirar cómo se mueve? Una mujer, por distraída que sea, no olvida pequeños detalles de lo que le decimos, si les parecemos interesantes.

- No se siente intimidada por tu proximidad: Si de verdad le gustas no le importará que te acerques a ella; pero si lo haces en el momento inoportuno, o si eres demasiado impetuoso, puedes despedirte de todo el esfuerzo que habías aplicado hasta ese momento. ¿Quieres saber una manera sencilla de acercarte a ella sin “amenazar” su espacio? Dirige su atención lejos de tí mientras lo haces: busca algo que le pueda llamar la atención (un cachorrito, otra pareja, una escultura, qué se yo…) y apúntalo con la mirada, mientras te acercas a ella (como tratando de “señalar” con tus ojos lo que quieres que vea). Debes estar pendiente si ella oscila ligeramente hacia atrás (¡mala señal!)